Bienvenidos a nuestra Web

Bienvenidos al Sitio Oficial de los Torneos de Futbol de TdeA Futbol

Organizamos campeonatos con calidad y entusiasmo desde hace mas de 15 años

Te invitamos a navegar por nuestra web y a descubrir porque TdeA Futbol tiene los mejores torneos para vos


Añadir a favoritos
Recomendar página

Síguenos en

Otros servicios

Acceso usuarios

Usuario

Contraseña

Noticia
#8M
MUJERES Y FÚTBOL PROFESIONAL: UNA LUCHA JUSTA
La denuncia de Macarena Sánchez, ex jugadora de la UAI Urquiza, puso luz sobre la realidad del fútbol femenino en Argentina y le dio impulso a la pelea por la profesionalización
Por Roi Waremkraut

Las mujeres siempre jugaron al fútbol, simplemente estaban invisibilizadas. Ellas están luchando por sus derechos, el movimiento feminista se convirtió en un actor principal del debate público y, en este contexto, solo hacía falta una chispa para encender la mecha de una pelea que está sobre el tapete y no va a parar hasta lograr su objetivo: la profesionalización del fútbol femenino.

Esa chispa la puso Macarena Sánchez, jugadora que llevaba siete años en UAI Urquiza, equipo que milita que en el Torneo de Primera División y que participó de la Copa Libertadores. Maca fue echada en enero de este año y debido a la relación laboral ilegal que tenía con la institución (recibía un pago mínimo como viático y figuraba como empleada administrativa) y a que el fútbol femenino no es profesional en el país, no tuvo indemnización y quedó libre hasta el segundo semestre del año, cuando podrá buscar un nuevo club.

La futbolista de 27 años de edad denunció a UAI Urquiza y a la AFA por la situación, pero solo recibió respuestas negativas ya que desconocieron cualquier vínculo dada la ausencia de papeles. Su caso recorrió el país y el mundo. Macarena se encargó de brindar entrevistas y difundir su lucha por las redes sociales, y rápidamente se convirtió en un movimiento en busca de la regularización del fútbol femenino.

Hace años que la FIFA tiene como prioridad, aunque sea discursivamente, el crecimiento del fútbol femenino. En ese sentido, la CONMEBOL decidió que a partir del año que viene, los clubes que no tengan un equipo femenino no podrán participar de las copas internacionales masculinas (Libertadores y Sudamericana). Esto hizo que todas las instituciones se pusieran en campaña para tener su alineación de mujeres.

Lógicamente, las chicas le dedican a la práctica deportiva el mismo tiempo que los hombres. Entrenan durante la semana y juegan los fines de semana. Eso implica tiempo de esfuerzo, de trabajo por los clubes, que debería ser remunerado aunque no produzcan el caudal monetario que genera el fútbol masculino. Y de hecho en muchos equipos, como en el caso de UAI Urquiza, las mujeres reciben un pago por su trabajo, pero los dirigentes se aprovechan de la ilegalidad del campo para contratarlas de manera precarizada y deshacerse de ellas sin ninguna consecuencia.

“Ninguna jugadora de fútbol tiene contrato, hay una relación laboral encubierta en la que pactan con las jóvenes para que realicen tareas administrativas. Y así justifican el salario de jugadora profesional, pero el club ganó torneos y las reconoce públicamente como tales”, declara Melisa García, una de las abogadas que asesora a Macarena Sánchez.

Figuras del fútbol argentino como Juan Pablo Sorín y Leonardo Ponzio ya les dieron su apoyo a las chicas, que cada vez están más organizadas y obtienen una mayor visibilización en los medios. Además, en junio se realizará el Mundial de Fútbol Femenino en Polonia con la participación de la Selección argentina. Es solo cuestión de tiempo para que esta lucha triunfe y las mujeres tengan este derecho que todavía les niegan.


Foto: elpais.com